martes, 24 de junio de 2014

¡Raviolis caseros!



Hacer pasta nunca me ha parecido fácil, ni hablar cuando me toca trabajar con masas, pero resulta que esta vez, y una vez más, he encontrado la forma de que resulte. Para finalizar éste gran mes de las pastas, he decidido tomar un riesgo y hacer raviolis caseros de la forma más fácil que pude. Ha llegado el momento, vamos a cocinar raviolis.



Ingredientes:

Para la pasta

  • Harina de trigo.
  • Dos huevos.
  • Una pizca de sal.
Para el relleno
  • Atún.
  • Pan rallado.
  • Albahaca.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Curry.
1: Coloca en un recipiente los dos huevos y cuatro tazas de harina de trigo. Esta es básicamente la base de la masa. Amasa mucho hasta que quede compacta, agrega una pizca de sal y sigue amasando por cinco minutos hasta que quede lista. Déjala reposar.





2: En un plato hondo agrega el atún, el pan rallado que gustes, sal, pimienta, albahaca (suficiente), y curry. Mezcla los ingredientes hasta que te quede un relleno compacto que puedas moldear.



3: En una superficie plana, agrega harina de trigo y agrega un poco más en tus manos. Pica la masa a la mitad y comienza con un rodillo o vaso de vidrio a aplanar y a estirar lo más que puedas. Una vez bien estirada y aplanada la masa, corta en tiras rectangulares y haz bolitas del relleno de atún y colócalas a cinco centímetros de distancia una de la otra. Con la masa de abajo cubre la que tiene el relleno, corta y sella con un tenedor. Repite el proceso cuantas veces quieras y cuantos raviolis necesites.




4: En agua hirviendo con suficiente sal coloca los raviolis a cocinar, y si flotan entonces espera unos 10 minutos a que estén listos. ¡Lo lograste!




Sí, yo también lo logré, era mi primera vez haciendo esta receta y me quedaron deliciosos. Los hice de varios tamaños y a prueba y error. Llegué a la conclusión que mientras más delgada sea la masa se tardan menos en cocinar en comparación a los de tamaño menor, igualmente el tamaño que ustedes quieran hacer depende del tipo de pasta que quieran servir. Hice una salsa rápida con pasta de tomate, acompañé con rúgula, y listo. Les recomiendo esta receta pues me ha gustado muchísimo y no tiene nada que envidiarle a raviolis de súpermercado.


CONSEJO RÁPIDO: 

  1. Como siempre digo, recuerden que si no van a lavar los utensilios al momento, en agua es mejor dejar.
  2. No se excedan con el jugo de limón para darle espacio a los otros sabores.
  3. Siempre mantener a fuego medio/bajo mientras se cocina la salsa.

Recuerden compartir la receta. #loscookingpapas

2 comentarios:

  1. Lo intentaré unas tres veces antes de compartir la evidencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creería no tienes que hacer tantos intentos. Jajaja.

      Eliminar